Biografía

 

SOBRE LA AUTORA

  Ana Teresa Torres García nació en Caracas el seis de julio de 1945 en la clínica Córdoba (situada entonces en la actual avenida México). Hija única de Miguel Torres Cárdenas (1910-1980) y Felicitas García Elorrio, nacida en Madrid en 1916, y nacionalizada venezolana al contraer matrimonio. Durante sus primeros años vivió junto a sus padres en la urbanización Campo Alegre, en la casa de su abuela paterna, Carmen Teresa Martinez Madriz, figura muy significativa en su vida, especialmente después del fallecimiento de su madre ocurrido en 1953. Su padre y otros miembros de la familia se trasladan a vivir a Madrid; estudia el bachillerato en un colegio de monjas (conocido como “las irlandesas” porque la orden provenía de Irlanda), y viaja a Caracas en los períodos de vacaciones. Inicia estudios de Filosofía y Letras en la Universidad de Madrid que abandona para regresar definitivamente a Venezuela en 1964. Sus intentos de escritura, realizados en la adolescencia y primera juventud, pasan a un segundo plano cuando se interesa por estudiar psicología y psicoanálisis y desarrolla una intensa actividad profesional y docente en esas áreas. Tras un breve matrimonio en 1972, se casa en 1975 con Gastón Carvallo López de Ceballos, quien después de una larga militancia política de izquierda, trabaja como investigador de temas históricos y sociales en el Centro de Estudios para el Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela. Serán padres de Gastón Miguel, nacido en 1975, economista y programador de computación, e Isabel, nacida en 1977, psicóloga especialista en recursos humanos. Gastón y Ana Teresa se separan conyugalmente en los años ochenta y mantienen una entrañable amistad hasta la muerte de Gastón en 1993. El premio de cuentos del diario El Nacional obtenido en 1984 marca un viraje que la inclina nuevamente hacia la escritura, y durante unos años oscila entre sus dos vocaciones. Finalmente abandona la práctica psicoanalítica en 1993 para dedicarse por entero a la escritura. A partir de 1999, y sobre todo hasta 2004, alterna la actividad literaria con la escritura de prensa y otras acciones de resistencia de la sociedad civil (particularmente en la asociación Gente de la cultura y Pen Venezuela) frente al régimen instaurado en Venezuela en 1998. Vive en Caracas con sus dos hijos hasta que las circunstancias del país llevan a éstos a emigrar a Canadá en 2008, y allí nacen sus nietos, Julio Antonio, Ana Isabel y Alejandro Ignacio, hijos de Isabel y Antonio González Fuentes. En razón de esto, alterna períodos entre Toronto y Caracas.